La Ley Sinde sigue dando que hablar en España, ya que no sólo es una ley que atenta contra los internautas, sino que puede afectar a las empresas de hostings que se encuentran en España, algo que sin duda hace pensar que no es una ley ni mucho menos buena para nadie, salvo para los interesados del gobierno y de los autores.